Casi

Casi sin nada que decir, encerrado en esa caja dispuesto a no sentir más nada.
Aunque claramente esto no le esté resultando, por momentos le urge explotar y lo hace, estalla.
Sólo que, ellas no hacen la bulla suficiente al romper contra el suelo o sábanas del colchón, y nadie las escucha.

Publicado desde WordPress para Android

Anuncios

Comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s