Tiempo muerto

¿Dónde están las horas del día?

¿Quién se llevó los amaneceres y que les paso a las tardes?

El sol vino y vos no te diste cuenta, no alzaste la vista para percibirlo, ni menos dejarlo que te acaricie.

Los días vienen mudos y se van sin que llegues a notarlo.

Queda sabor a incompleto.

Cuando abriste los ojos para ser, el día partió.

A vos te queda la angustia de volver al juego perverso de vivir todo el día de hoy, pero mañana.

 ¿estás ahí?

Anuncios

Comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s