Carta

Por ella sos él de hoy, te concibio pero no es tu dueña ni a quien debas obedecer.
No te quedes más ahí, ¿no te das cuenta que no hay nadie más que vos en ese sitio?
Reuní el coraje para librarte de ella y cambia de ropaje si lo crees necesario.
Que te sirva de alerta o salvavidas según lo creas mejor, pero volvé de donde quedaste atrapado.
No sigas escapandote para ese lado y mírate a los ojos nuevamente.

Publicado desde WordPress para Android

Anuncios

¿Cuál es el problema?

Cuando hablar es fácil, cuando no hay miedo, cuando solo fluye y hablar entre dos es natural, los problemas se dan comienzo. Publicado desde WordPress para Android

sabe

No está mal, tampoco bien.

No está rota, tampoco entera.

Sabe, ella sabe.

Ese estado de estar.

Ese estado en que no se percibe viva.

Esta.

Solo esta. 

Solo se levanta.

Solo camina.

Solo trabaja.

Solo se baña.

Solo se duerme.

Solo.

Está.

a veces

fuerza

A veces,

a veces quisiera no tener que ser fuerte,

lo soy, lo sé, yo puedo,

pero quisiera no siempre tener que de-mostrarme fuerte,

a veces querría,

a veces,

a veces,

solo quiero sentarme a llorar,

sin nada más.

Cuando estoy ausente es porque estoy en calma, cuando eso parece imposible de conseguir y todo se encuentra revuelto acá dentro las palabras no dejan de salir y no puedo hacer otra cosa que escribir. Y fluyen las palabras.

Pero cuando la calma llega, siento que me quedo sin nada que decir.

Raro.