12

Las doce, siempre las doce.

Siempre sola.

Anuncios

Pelear en silencio

A veces las ganas se pierden.
Creer demasiado, confiar por demás, y no se puede pedir de vuelta lo mismo que va.
No funciona así.
Cansa vivir sin esperar nada, algún día tendría que también ser de vuelta.

Publicado desde WordPress para Android