Calor 

No quiero al dolor y la pena apoderados de mí, no otra vez, no quiero que el frío corazón se entibie para ponerme triste.

Por una vez, vida, por favor envíame calor.

 Basta conmigo, traeme calor.