Abriendo una puerta.

No lo voy hacer, lo prometí y siempre lo supe adentro mío, con promesa o sin promesa, nunca te iba a olvidar. Pero hace mucho que no te escribo, solo a vos. Por dolor, por crecer, por superación, por intentarlo al menos, o solo porque ya no estamos. Sin embargo no hay día en que no estés acá conmigo con todo lo que me dejo cruzarnos ¿Sabrás que todo eso me ayudo a seguir? ¿Y a vos? ¿Te habrá quedado algo? ¿Cómo estarás nene?
Conocerte me hizo crecer de maneras inimaginables para mí, fuiste vos, fui yo, no lo sé, sólo sé que hoy no soy la misma, que yo misma me sorprendo a veces. Sigo teniendo miedos, soledades, dolores pero también fuerza, valentía, empuje, valor. Ser yo aunque moleste o no guste. Ser yo. Soltarme; aún con miedo a perder de nuevo.
Te pienso, te siento y no te escribo y no te olvido.
Pero hoy te extraño
                                                                                             y escribo.
…el mundo era del aire que esperaba. Pablo Neruda.
 
https://www.youtube.com/watch?v=9mh21ySr3OA