Descargo

Me siento incompleta. Realmente siento que el lugar en el que estoy no es el que quiero. 

Hace tiempo olvide lo que es realmente sentirse viva, encendida. La vida me sacudió fuerte poniendome cara a cara con la muerte, y salí vencedora. 

¿Entonces? 

Me gustaría que esa fuerza que me hizo seguir de pie, sirva mucho más que solo para levantarme todos los días a jugar el juego de la rutina.

Quiero volver a sentir calor en mis mejillas y latir al corazón.

Con ganas, con fuerza.

Eso.

Cuando estoy ausente es porque estoy en calma, cuando eso parece imposible de conseguir y todo se encuentra revuelto acá dentro las palabras no dejan de salir y no puedo hacer otra cosa que escribir. Y fluyen las palabras.

Pero cuando la calma llega, siento que me quedo sin nada que decir.

Raro.